Capacidad antimicrobiana del cobre permite eliminar virus y bacterias

wp-barandajardin400600Diariamente estamos en contacto con diferentes superficies de alto tráfico,  desde barandas en el Metro hasta manillas, teclados y celulares. Es aquí donde el papel antimicrobiano del cobre tiene un rol fundamental, ya que es capaz de eliminar en superficies hasta el 99,9% de virus y bacterias.

La International Copper Association -ICA- identifica los productos fabricados con cobre y sus aleaciones que aprovechen esta propiedad antimicrobiana, la cual es capaz de proteger la salud de adultos y niños del posible contagio bacterial que está presente en objetos de uso diario.

En este contexto, el año 2008 la agencia de Protección de Medio Ambiental de Estados Unidos (EPA), certificó dichas aleaciones –más de 350-, cuyo uso comprende áreas tan diversas como la salud, transporte y educación.

En el sector educación, el Colegio José Toribio Medina de Ñuñoa, utilizó las propiedades bactericidas del cobre para disminuir las tasas de ausentismo escolar. Según un estudio realizado por el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), la ausencia de microorganismos patógenos al utilizar cobre en las mesas, sugiere un menor contagio de enfermedades.

La directora del establecimiento, Ivonne Valenzuela, calificó la experiencia de positiva, en la cual se demostró la efectividad del cobre. “Se realizó un seguimiento y se mostró que las mesas con cobre tenían menos bacterias que una  común y corriente”, preciso la profesional.

En salud, el cobre, es capaz de mitigar las 7 millones de infecciones y las más de 365.000 muertes que ocurren cada año. La Organización Mundial de la Salud, avalúa estas infecciones en más de 80 mil millones de dólares en todo el mundo.

Su utilización complementa las prácticas habituales de control de infecciones que son vitales para la seguridad de los pacientes, estando avalado su uso por estudios clínicos. Un ensayo, financiado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, arrojó que los pacientes tratados con productos de cobre redujeron en un 40,4% el riesgo de contraer infecciones.

En Chile, en el plano del transporte, la estación del Metro Santiago Bueras fue la primera en implementar 350 metros de barandas de cobre, las cuales le brindan a los más de 6500 pasajeros diarios,  una línea adicional de defensa en contra de los microbios que se desarrollan en ambientes de circulación masivos. Las futuras líneas 3 y 6 del Metro también participarán en la iniciativa.

Fotos: 

wp-barandajardin400600 wp-mesasjardin600400


Recibido de María de los Ángeles Sáez
Periodista, Vértice Comunicaciones