Chile y Estados Unidos firman acuerdo de colaboración para mejorar la conservación y manejo de áreas marinas

Una de las áreas beneficiadas será la zona comprendida entre Coquimbo-Atacama, la que, a través de capacitaciones e intercambio de experiencia e información, potenciará los mecanismos de protección y fiscalización.

Un convenio de hermanamiento para extender la preservación de las áreas marinas fue firmado entre Chile y Estados Unidos como uno de los hitos del 4° Congreso Mundial IMPAC.

Se trata de la extensión de un acuerdo, que data del año 2013, y que permitirá implementar un trabajo de protección de 5 áreas en todo el país, siendo una de ellas, la  zona que comprende entre Coquimbo y Atacama, la que establecerá nexos con California y parte de la costa oeste de EE.UU.

“Tenemos conexiones entre las instituciones y personas de ambos países, vimos que fue una buena forma de colaborar a través de intercambio de experiencia, información y entrenando gente, para que las personas y administradores conozcan las experiencias de cómo se protegen y funcionan las áreas marinas tanto en Chile como Estados Unidos”, explicó Gonzalo Cid, coordinador de temas internacionales de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, NOAA.

Dentro de este acuerdo, también está el fortalecimiento de sectores como la nueva área marina en Rapa Nui y el área protegida Glacier Bay Francisco Coloane en la Región de Magallanes, entre otras, las que potenciarán los mecanismos de protección y fiscalización.

El Intendente de Coquimbo, Claudio Ibáñez, destacó que este acuerdo extendiera esta red de trabajo con Estados Unidos para sensibilizar sobre la importancia de la Reserva Pingüino de Humboldt. “Tenemos que aprender de las mejores experiencias del mundo, por eso esta firma suscrita en el marco del IMPAC4, dan una perspectiva de desarrollo y entrar en las grandes ligas para aprender y ejecutar un trabajo como lo han hecho los países líderes en esta materia y así concretar flujos de turismo y productivo en estas áreas de sensibilidad”, sostuvo el jefe regional.

La firma fue concretada entre el Servicio Nacional de Océanos del NOAA, el Servicio Nacional de Parques de Estados Unidos, la Corporación Nacional Forestal CONAF, la Subsecretaría de Pesca de Chile y el Ministerio de Medio Ambiente.

Marcelo Mena, Ministro de Medio Ambiente, acotó que “para llevar a cabo las áreas protegidas, es necesario tener mejores capacidades para fundamentar su administración. Y el trabajo que hemos realizado con el Gobierno de Estados Unidos, a través del NOAA desde el año 2013, se fortalece ahora hasta el año 2023”.

El Servicio de Parques de EE.UU. tiene más de 100 años de experiencia en temas de conservación, mientras que el NOAA ha trabajado en su campo por más de 40 años. Por eso, dentro de este acuerdo, también se abre una oportunidad de facilitar el acercamiento ambiental y cultural entre las zonas hermanadas.

“Vamos a trabajar entre áreas protegidas, en el estado en el que se encuentren, para poder colaborar sobre mecanismos de manejo, de conservación y cómo se hacen los planes de manejo y la fiscalización de los sitios”, reiteró Gonzalo Cid, de NOAA.

Con esto, Chile está pasando a un liderazgo mundial en cuanto a la preservación, en el contexto del IMPAC4. Y es que fue, precisamente, la Reserva Pingüino de Humboldt uno de los factores relevantes para que se hiciera este evento mundial en la Región de Coquimbo, y que a partir de hoy cuenta con una importante conexión con las principales organizaciones de conservación del mundo.

Fotos


Recibido de Miguel Angel Bugueño Aranda,  Periodista, Intendencia Región de Coquimbo