Cubiertas ecológicas reducen hasta en un 66% la demanda energética hospitalaria

Heriberto Hildebrandt

Arquitectos del área hospitalaria expusieron sobre los efectos del calentamiento global y entregaron distintas soluciones para contrarrestar la emisión de gases invernadero que se produce por las acciones del hombre.

Interesantes visiones se mostraron en el seminario “Cambio climático, ¿relevante para los espacios de salud?”, organizado por la Asociación Chilena de Arquitectura y Especialidades Hospitalarias A.G. (AARQHOS), junto a la Corporación de Desarrollo Tecnológico de la Cámara Chilena de la Construcción (CDT).

La bienvenida estuvo a cargo de Heriberto Hildebrandt, Presidente de AARQHOS, quien destacó el trabajo del gremio en el rubro de la salud y destacó que el trabajo en conjunto XXXX (los hace ser mejores con mayores muestras). Además, explicó la importancia del cambio climático y cómo afecta al mundo, con inundaciones, sequías, huracanes, terremotos, entre otros.

Por su parte, Vicky Rojas, socia de AARQHOS y experta en el área de sustentabilidad, aseguró que, para disminuir la temperatura en las ciudades con mucho cemento, que dependiendo del flujo de habitante puede aumentar sus temperaturas hasta en un 10%, son imprescindibles las cubiertas vegetales y las energías renovables.

Entre las ventajas de las cubiertas ecológicas se puede encontrar la reducción de la demanda energética hasta de un 66% al año, según estudios europeos; el alto valor estético; la aislación térmica; y el ahorro de energía.

En tanto Marina Hermosilla, Directora Ejecutiva Corporate Leaders Group on Climate Change (CLG-Chile), contó que “Chile aporta sólo el 0.2% de las emisiones globales, pero nuestra tasa de crecimiento de gases efecto invernadero por cápita es una de las mayores en el mundo y a la vez somos uno de los países más vulnerables al cambio climático”.

Además, aclaró que en Chile se gasta el 0,6% del PIB por los desastres naturales provocados por el cambio climático. Mientras que a nivel mundial los gobiernos están gastando casi un 50% más que en los ’90.

La idea es avanzar hacia “la mitigación de emisiones de CO2, a través de recambio de combustibles, gases clínicos, eficiencia energética, consumo y autogeneración de energía proveniente de fuentes renovables, entre otros”, dijo Vinka Hildebrandt, Asset Manager de Statkraft Chile, socia-directora de Hildebrandt y Asociados y directora de la Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria (CAMCHAL).

Renato Miranda, Director técnico Edifico Verde y miembro vitalicio de Ashrae, aseguró que una de las formas más eficientes de un edificio para resistir mejor las amenazas del cambio climático es disminuir sus propios impactos, independizando su red eléctrica, generando su propia energía y certificándose en el CES de Chile, LEED, DGNB, BREEAM, o en el GREEN STAR.

Así, aclaró que independientemente del lugar los edificios siempre deben pensarse en distintos casos de situación extrema. “Nosotros pensamos que nunca vamos a tener grandes accidentes, pero yo nunca pensé que el centro comercial que está en Lyon con Providencia se iba a inundar con el Mapocho porque están relativamente lejos”.


Recibido de Nicole Otazo Carrillo, Directora de Cuentas, Vértice Comunicaciones.