Empresa internacional realiza visitas en terreno como parte del proceso de certificación de sustentabilidad de pesquería del jurel

Bajo el estándar Marine Stewardship Council:

–  Acoura Marine fue la compañía encargada de venir a Chile, para revisar el estado de la pesquería y la correcta gestión que la industria tiene sobre esta pesquería.

– Desde 2017, Sonapesca se está sometiendo a los estándares Marine Stewardship Council para cumplir con los 27 indicadores de desempeño que se evalúan en el proceso, vinculados con la sostenibilidad del recurso, el impacto de la pesquería en el ecosistema y el manejo eficaz de la institucionalidad.

Santiago, 23 de marzo de 2018. Un equipo de evaluadores de la empresa certificadora Acoura Marine visitó Chile esta semana para reunirse con diferentes actores del sector pesquero, con el fin de recopilar antecedentes y conocer las diferentes experiencias respecto a la pesquería nacional de jurel. Esto, enmarcado en el proceso anunciado el año pasado por la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca F.G.) para conseguir la certificación internacional de esta pesquería bajo el estándar internacional de Marine Stewardship Council (MSC), con el propósito de garantizar que está siendo bien gestionada y es sostenible.

El comité de evaluación enviado por la compañía estuvo conformado por destacados profesionales Guiseppe Scarecella, Jim Andrews y Paul Knapman, quienes sostuvieron una serie de reuniones y entrevistas con miembros del Comité Científico, Comité de Manejo, autoridad pesquera, fiscalizadores, institutos de investigación y académicos de universidades. Además, el equipo visitó empresas pesqueras en Coronel y Talcahuano, donde se reunieron con ejecutivos de compañías como Corpesca, Orizon, Alimar, Foodcorp, Camanchaca y Blumar. Cabe destacar, que los evaluadores solicitan reuniones con instituciones relacionadas a través de un llamado público.

El presidente de Sonapesca, Osciel Velásquez, indicó que “con esta visita avanzamos otro paso en el proceso de certificación del jurel, que es una pesquería importantísima para el país. Estas actividades permitirán a los evaluadores tener un panorama completo de la gestión existente en la pesquería del jurel y los altos estándares que hay en el país para su desarrollo. En el fondo, es el reconocimiento al trabajo que se ha llevado adelante para asegurar la sustentabilidad y la pesca sana en nuestro país”.

En tanto, el miércoles, los evaluadores abordaron una embarcación cerquera donde conocieron de cerca el arte de pesca que se utiliza en la industria chilena, además de la tecnología usada en las embarcaciones.

La visita a Chile del equipo evaluador se enmarca en la primera etapa del proceso de certificación, que consiste en una evaluación completa (o full assesment) que tendrá una duración de 12 a 15 meses, donde se revisarán los 27 indicadores establecidos en el estándar, entre ellos, el estado de salud del recurso, el impacto sobre el ecosistema y especies asociadas y gobernanza.

El jurel para Chile

El jurel es uno de los principales recursos pesqueros presentes del mar chileno. Su extracción se realiza en el área marítima entre las regiones de Arica y Parinacota y de Los Lagos y en aguas internacionales de la Organización Regional de Pesca del Pacífico Sur (ORP-PS), lo que otorga a esta pesquería una vital importancia para la economía de gran parte del país.

Por lo mismo, durante la última década, Sonapesca y sus gremios asociados se sumaron al compromiso país de recuperar la pesquería del jurel y llevarla hasta un estado de equilibrio. Los esfuerzos realizados han permitido una gran mejoría de esta actividad, lo que quedó de manifiesto en el último documento del comité científico de la ORP-PS, así como en el informe  “Estado de los Recursos Pesqueros 2017” de la Subpesca que reveló que la biomasa de este recurso alcanzó niveles del 102%, sobrepasando el punto de su rendimiento máximo sostenible.

“Este logro ha sido una combinación de esfuerzos: la real intención de mejorar los estándares de la industria y los diversos mecanismos legales que rigen desde 2013, como los Comités Científicos, los Comités de Manejo y la aplicación de planes de manejo, entre otras medidas. Todo esto ha permitido que el jurel avance y se convierta en el corto plazo en una pesquería sana y sustentable”, concluyó Osciel Velásquez.

Fotos


Recibido de Catherine Klein, Periodista, extend.