Gobierno llama a adoptar medidas para prevenir incendios forestales


Se ha establecido una estrategia nacional denominada Alto al Fuego para mitigar y combatir estas emergencias en las 15 comunas de la Región de Coquimbo, donde las comunas de La Serena y Ovalle son consideradas como los principales puntos críticos según CONAF.

A principios de este año, más de 3600 hectáreas fueron consumidas por incendios forestales en toda la Región de Coquimbo, equivalente a más de 5040 canchas de fútbol del estadio Francisco Sánchez Rumoroso, superando el promedio de 100 hectáreas que normalmente se tenía registro, de acuerdo a la Corporación Nacional Forestal CONAF.

En este sentido, el Intendente de Coquimbo, Claudio Ibáñez informó que como Gobierno se está ejecutando una estrategia nacional denominada Alto al Fuego para mitigar y combatir estas emergencias en las 15 comunas de la región, e hizo un llamado a adoptar las medidas preventivas en los caminos, terrenos con pendientes y sitios aledaños a las viviendas. “Estamos haciendo un llamado en todo el país para poder adoptar medidas de carácter preventivo. Como no generar fogatas o asados cerca de zonas de pasto seco, ni cercanas a la vegetación. Tener cuidado con el desecho de botellas de vidrio, porque también pueden ser instrumentos que ayudan con las condiciones de sol a provocar llamas”, indicó.

Para el año 2018, pronósticos meteorológicos han advertido que para los próximos meses se estarían registrando condiciones que propiciarían nuevas emergencias, por ello este trabajo de prevención implica una coordinación entre diversos servicios, como CONAF, Bomberos, ONEMI y los municipios.

“También vamos a comunicarnos con los alcaldes para que adopten las medidas tempranas e iniciar campañas para cortar el pasto y ejecutar cortafuegos. También queremos hacer un llamado a todas las empresas y a los dueños de fundos para que corten los arbustos y vegetación que pueda ser consumido por el fuego”, remarcó el Intendente Claudio Ibáñez.

De acuerdo a CONAF, las comunas de La Serena y Ovalle son consideradas como los principales puntos críticos. Sin embargo, con las últimas precipitaciones, todo el territorio está en una situación crítica.

“Dada la cantidad de vegetación que hay hoy día existente y mucho pasto seco en torno a caminos, viviendas y estamos atentos en toda la región para primero iniciar unas actividades de prevención de incendios y luego el combate, si ocurre algún siniestro”, comentó la Directora Regional de CONAF, Liliana Yáñez, quien también agregó que “hoy día contamos con más de 110 personas, hemos tenido un aumento considerable, un 40% respecto a la temporada pasada, porque hay una preocupación a nivel nacional”.

Una preocupación que gatilló en una estrategia nacional para el aumento de recursos para la institución en el combate y prevención de incendios, y también sumar dos nuevas brigadas para la Región de Coquimbo, una de ellas para el trabajo nocturno.

El objetivo es reducir la cantidad de hectáreas que pudiesen verse afectadas por un incendio, muchos de ellos, causado por la irresponsabilidad de terceras personas. “Nuestros peritos de LABOCAR y del OS5, que es la brigada forestal, se han ido especializando cada vez más, en los trabajos investigativos para ver los inicios y desde donde nacen realmente los incendios intencionales y de esa manera, lograr tener los elementos de prueba necesarios para poder ubicar a los autores y poder formalizarlos”, acotó el Jefe de la IV Zona de Carabineros, el General Rolando Casanueva.

Actualmente, en lo que va del año, se registran ocho incendios forestales, los que han afectado una superficie de 25,5 hectáreas, donde cinco de estos siniestros han sucedido en la provincia de Limarí.



Recibido de Miguel Angel Bugueño Aranda, Periodista, Intendencia Región de Coquimbo, La Serena.