Inédito centro permitirá a Chile reciclar sustancias que dañan la Capa de Ozono

Por primera vez, Chile podrá reciclar gases refrigerantes nocivos para la Capa de Ozono y que contribuyen al calentamiento global.

Primera etapa de Regener Chile, centro que ayudará a que el país reutilice y reduzca significativamente la cantidad de gases refrigerantes que se importan cada año, cumpliendo con las metas del Protocolo de Montreal.

El ministro de Medio Ambiente inauguró el  11 de octubre la primera etapa de Regener Chile, el primer centro del país dedicado al reciclaje de gases refrigerantes Hidroclorofluorocarbonos (HCFC), sustancias agotadoras de la Capa de Ozono (SAO) e Hidrofluorocarbonos (HFC), sustancias que tienen un alto potencial de calentamiento global. A través de un sistema con tecnología traída desde Estados Unidos, se eliminarán los contaminantes (sólidos, humedad y ácidos) de los gases refrigerantes usados en equipos de refrigeración y aires acondicionados, obteniendo un gas apto para ser reutilizado. “Estamos ante un tremendo avance en materia de preservación de la Capa de Ozono y mitigación del calentamiento global, fomentando el reciclaje. La industria debe avanzar hacia el desarrollo sostenible en todas sus áreas, y este es un gran paso”, indica Marcelo Mena, ministro de Medio Ambiente.

La industria usuaria de frío y las empresas de mantenimiento podrán reutilizar gases refrigerantes HCFC y HFC, disminuyendo la importación de refrigerante nuevo al país y, al mismo tiempo, reduciendo la liberación de los gases a la atmósfera. “Por lo general, ciertos gases refrigerantes son liberados al medio ambiente. Esta mala práctica ocurre principalmente por dos razones, o no se cuenta con el equipamiento necesario para limpiar gases usados y hacer el proceso de reciclaje, o porque los técnicos en refrigeración no saben dónde almacenarlos”, explica José Luis Rojas, director de Regener Chile.

Ante este panorama, con el apoyo de la Unidad Ozono del Ministerio del Medio Ambiente y financiado por el Fondo Multilateral a través del Protocolo de Montreal, la empresa se dedicará a recuperar, reciclar, regenerar e incluso transportar y almacenar gases refrigerantes HCFC para su reutilización (como el conocido R-22) y HFC (como el R-134a).

Nuestro país ha comenzado a disminuir el consumo de SAO, cumpliendo los objetivos propuestos por el Protocolo de Montreal al que Chile está suscrito, según explica Marcelo Mena. “Este centro significa un importante apoyo a los usuarios en cuanto a la reducción de las importaciones de gases refrigerantes, especialmente frente a las metas propuestas para 2020 y 2025 del Protocolo de Montreal que buscan disminuir hasta en un 67,5% las importaciones de la línea base de estos gases. Este tipo de iniciativa se enmarca en las tareas del gobierno hace para dar cumplimiento al Protocolo de Montreal”. Regener permitirá que a nivel nacional no se produzcan desbalances y que los usuarios puedan usar los refrigerantes regenerados a precios convenientes.

La meta estimada es reciclar, a través de este centro, 27 toneladas de gases refrigerante HCFC y HFC al año; por lo cual se deja de liberar a la atmósfera esta cantidad de potenciales sustancias agotadoras de la capa Ozono. “Este gas reciclado o regenerado será tan bueno como un gas virgen o nuevo, es decir, contará con las mismas propiedades, y además será más barato que el gas nuevo que se comercializa en el mercado”, agrega José Luis Rojas.

Regener Chile
Si quieres reciclar tus refrigerantes, ingresa a www.regenerchile.cl, completa y envía el formulario para que un especialista se ponga en contacto contigo y atender personalmente la solicitud.

 

Fotos

Ministro de Medio Ambiente
Equipo
Equipos


Recibido de Macarena Maldonado Araya, Periodista, Pauta Creativa Comunicaciones.