La Tagua cornuda (Fulica cornuta), un ave poco conocida que habita en las lagunas altiplánicas del norte de Chile

FOTO HUMEDAL MISCANTI MIÑIQUES

LA TAGUA CORNUDA (FULICA CORNUTA), UN AVE POCO CONOCIDA QUE HABITA EN LAS LAGUNAS ALTIPLÁNICAS DEL NORTE DE CHILE

 Preparado por
Fernando Aravena Pérez y Nelson Amado Pool
CONAF Región de Antofagasta Octubre de 2013

              

1.- Especies de Rallidae presentes en Chile

Aunque el término Gruiformes significa tener apariencia de grulla, este Orden de la Clase de Aves está representado ampliamente en el planeta por unas diez a doce familias, cuyas especies a primera vista parecen tener poco en común entre sí, debido a que son morfológicamente muy diversas. La evidencia anatómica, sin embargo indica que varios grupos dentro de Gruiformes tradicionales están genéticamente relacionados.Del total de familias reconocidas actualmente para Gruiformes por la mayoría de los especialistas, sólo una, Rallidae, está presente en Chile. La Familia Rallidae está representada en Chile por los siguientes seis géneros y trece especies: Pidén (Pardirallus sanguinolentus ), Pidén moteado (Pardirallus maculatus), Pidén austral (Rallus antarticus), Pidencito (Laterallus jamaicensis), Tagüita (Gallinula melanops), Tagüita del norte (Gallinula chloropus), Tagüita purpúrea (Porphirio martinica), Tagua (Fulica armillata), Tagua chica (Fulica leucoptera), Tagua de frente roja (Fulica rufifrons), Tagua andina (Fulica ardesiaca), Tagua gigante (Fulica gigantea) y Tagua cornuda (Fulica cornuta).
2.- Características generales de Rallidae
Aves de cuerpo corto, robusto y comprimido lateralmente. En general, presentan colores oscuros y prefieren caminar  o nadar antes que volar. Las alas son cortas y redondeadas y la cola es corta. Las patas son grandes y los dedos largos, lobulados en las taguas. Viven generalmente asociadas a vegetación acuática ribereña y a cuerpos de agua dulce o ligeramente salobre. Muchas especies son solitarias y de hábitos crepusculares. Se alimentan de una gran variedad de materia vegetal y animal. Anidan en el suelo o en nido flotantes, poniendo de 2 a 16 huevos blanco cremoso con manchas café rojizas.
3.- Clasificación taxonómica de la Tagua cornuda
Clase: Aves Orden: Gruiformes Familia: Rallidae Género: Fulica Especie: Fulica cornuta Nombre común: Tagua cornuda Nombre Kunza: Wari Nombre inglés: Horned coot
4.- Características fenotípicas de Fulica cornuta
La Tagua cornuda (Figura 1), tiene el cuerpo rechoncho, de color uniforme negruzco en ambos sexos, con la cabeza, cuello y hasta la espalda algo más oscura, y más gris apizarrada en la cara ventral del cuerpo. Los Juveniles son en general más claros, sin  negro en la cabeza y presentan una mancha blanca en el mentón y garganta. En el adulto el pico es fuerte y de color amarillo anaranjado, con una mancha negra en el culmen; en tanto que en los juveniles, el pico es negro verdoso con ligero tinte café. Las patas en adultos y juveniles son de color verdoso tirando al café con tinte gris oscuro a nivel de las articulaciones. Los dedos lobulados y provistos de poderosas uñas, son de gran tamaño, alcanzando a medir el dedo mayor entre 20 y 30 cm de largo. Las patas de los machos son apreciablemente más grandes que las de las hembras. En los polluelos las patas son negras, pero el pico es rosado con punta negra y amarilla y el cuerpo cubierto de plumón fino y completamente negro, a excepción de una pequeña zona de plumillas blanquecinas en el mentón. El iris en el polluelo y en el ave juvenil es de color café, cambiando progresivamente mientras avanza la adultez, hasta adquirir el característico color café anaranjado. Una característica propia de la especie y que la diferencia absolutamente de las demás taguas presentes en Chile, es un apéndice muscular (carúncula), extensible y retráctil de color negro, que se encuentra localizado en la frente y se extiende a lo largo del culmen en los adultos y de los inmaduros. Los adultos alcanzan una longitud total entre 46 y 62 cm. Ambos sexos son similares, aunque algún grado de dimorfismo más bien discreto, podría estar representado por el mayor tamaño de las patas y de la carúncula de los machos.FOTO 1 EJEMPLAR LEVANTANDO VUELOFigura 1.- Ejemplar de tagua cornuda levantando el vuelo en una laguna de la RN Los Flamencos. xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
5.- Distribución continental
La Tagua cornuda es una especie poco común en los humedales altoandinos, la utilización que hace de las macrófitas subacuáticas para su alimentación y construcción de nidos, la restringe a ciertos ambientes particulares y escasos, tales como lagos no someros y de baja salinidad, que permiten el desarrollo de esta vegetación en sus orillas. Su distribución geográfica entonces, se asocia a ambientes con dichas características y que son propios de algunos cuerpos lacustres altoandinos de Argentina, Bolivia y Chile, ubicados entre los 3.000 y 5.200 msnm (Figura 2).FOTO 2 MAPA DISTIBUCION CONTINENTALFigura 2: Distribución continental estimada de la Tagua cornuda
En Argentina se encuentra un alto número de sitios con presencia de Tagua cornuda, siendo la mayoría de ellos los siguientes: Laguna Vilama, Laguna Pozuelos, Cerro Pelado, Cumbres Calchaquíes, Laguna Blanca, Laguna Huaca Huasi y Escondida, Laguna Cerro Muñoz, Laguna Nevado de las Ánimas, Laguna del Macho Muerto, Laguna del Portezuelo, Embalse Cortadera y Laguna Socompa. En Bolivia existe una serie de sitios con presencia de Tagua cornuda, entre los que destacan por su importancia los siguientes: Lagunas del Parque Nacional Sajama, Laguna de la Reserva Biológica Cordillera de Sama, Lago Poopó y Uru – Uru, Laguna Huayñakota, Laguna Tahuaj Umalla, Laguna Colorada, Laguna Huayrapata, Laguna Celeste, Reserva de Fauna Eduardo Avaroa. En Chile, la especie se distribuye latitudinalmente desde los 19º S hasta los 28º 46’ S, y su presencia ha sido detectada en un alto número de sitios ubicados entre el Tranque Caritaya, Región de Arica y Parinacota por el norte, y Laguna Grande en la Cordillera de Vallenar, Región de Atacama por el sur (Cuadro 1).

Cuadro 1: Sitios con presencia de Tagua cornuda en Chile

R E G I ó N S I T I O
ARICA Y PARINACOTA Tranque Caritaya
TARAPACÁ Laguna Huasco Lípez, Salar de Huasco Laguna Jachu – Coposa, Salar de Coposa Fuerte Baquedano Laguna Huantija, Salar de Lagunillas
ANTOFAGASTA Salar de Ascotán Lagunas Miscanti y Miñiques Lagunas del Salar de Loyoques Poza artificial, Qda. Quepiaco Salar de Aguas Calientes III Laguna Lejía Laguna Guachalajte Salar de Aguas Calientes IV Hoyitos Salar de Aguas Calientes II
ATACAMA Laguna Santa Rosa, Salar de Maricunga Laguna Negro Francisco Lagunas Bravas Laguna Grande Lagunas del Cajón del Encierro

6.- Abundancia  

Las abundancias fluctúan en función de los periodos de sequía y humedad que afectan el altiplano. En Argentina se han registrado concentraciones de algunos miles de ejemplares en el altiplano del noroeste de ese país, en especial en las provincias de Jujuy, Salta, Catamarca, Tucumán y San Juan. En Bolivia se han estimado cifras superiores a los 2.000 ejemplares, concentrados en diversas lagunas ubicadas en el extremo suroeste del país, en su mayoría presente en la Reserva Eduardo Avaroa. Existe incerteza respecto del tamaño poblacional de la especie a nivel mundial, estimándose cifras entre 10.000 y 20.000 individuos que se sustentan sobre la base de datos parciales y antiguos que para el caso de Chile todavía son considerados referenciales en la actualidad, no obstante, en años más recientes ha sido posible recabar una mayor cantidad de datos censales en Chile, a partir de los censos simultáneos de aves acuáticas que se desarrollan dos veces al año en un gran número de humedales altoandinos del norte del país. Para las regiones de Arica – Parinacota y Tarapacá, existen registros ocasionales de algunos individuos de Tagua cornuda en el Tranque Caritaya, lagunas del Salar de Huasco y del Salar de Coposa, y Laguna del Fuerte Baquedano. Para la región de Atacama, existe información de censos estacionales de aves acuáticas en diferentes humedales altoandinos, destacando entre estos la Laguna del Negro Francisco, Laguna Santa Rosa y Lagunas Bravas, por el mayor número que presentan. Para el caso de la región de Antofagasta, los resultados de los monitoreos realizados por CONAF desde el año 1995 hasta la fecha, indican un tamaño poblacional de 815 individuos en promedio para las lagunas Miscanti y Miñiques. El comportamiento histórico de las abundancias muestra la ocurrencia de importantes fluctuaciones estacionales en el número de individuos; caracterizándose por presentar alternadamente, valores mínimos en periodos de primavera y verano (mínimo absoluto: 60 individuos en verano de 2002), con máximos en otoño e invierno (máximo absoluto: 2399 individuos en otoño de 2006) (Figura 3). GRAFICO 1 FLUCTUACIONES HISTORICAS EN LAGUNAS MISCANTI Y MIÑIQUESFigura 3. Fluctuaciones históricas de las abundancias de tagua cornuda en las lagunas  Miscanti y Miñiques.

Respecto de la distribución de las abundancias en cada laguna, los resultados muestran que Miñiques concentra un mayor número de individuos durante los meses cálidos (Figura 4), mientras que con algunas excepciones, en los meses fríos las abundancias tienden a ser similares en ambas lagunas (Figura 5). GRAFICO 2 FLUCTUAC PRIMAVERA Y VERANOFigura 4. Fluctuaciones históricas de las abundancias de tagua cornuda en las lagunas  Miscanti y Miñiques durante primavera y verano. GRAFICO 3 FLUCTUAC OTOÑO INVIERNOFigura 5. Fluctuaciones históricas de las abundancias de tagua cornuda en las lagunas  Miscanti y Miñiques, durante otoño e invierno.

 

7.- Reproducción

La reproducción de la Tagua cornuda se manifiesta entre los meses de Julio y Diciembre, abarcando temporadas de invierno, primavera y verano. Nidifica en lagunas ubicadas por sobre los 4.000 msnm. En Chile, los sitios de mayor importancia reproductiva son las lagunas Miscanti y Miñiques y el Salar de Loyoques (Quisquiro) en la Región de Antofagasta, y Laguna Santa Rosa en el Salar de Maricunga y Lagunas Bravas, en la Región de Atacama.

Cronología Reproductiva:

De acuerdo a los antecedentes que existen, los eventos principales de la fenología reproductiva de la Tagua cornuda en las lagunas Miscanti y Miñiques, son los siguientes: Cortejo, Cópula, Construcción de nidos, Incubación y Eclosión.

Cuadro 2: Cronología reproductiva de la Tagua cornuda GRAFICO 4 CRONOLOGIA REPRODUCTIVAFormación de parejas

La Tagua cornuda inicia la formación de parejas a partir del mes Junio para extenderse hasta Agosto. Durante la fase de cortejo, los individuos se juntan formando grupos numerosos, los machos expresan su vigor a las hembras, levantando la cabeza y el cuello, emitiendo graves y ruidosas vocalizaciones y realizando desplazamientos de ostentación mientras se disputan las hembras (Figura 6).FOTO 3 GRUPO DE TAGUAS FASE CORTEJOFigura 6. Grupo de taguas cornuda en actitud frenética durante la fase de cortejo.

Construcción de nidos

La fase de construcción de nidos se desarrolla a partir de finales de Junio y hasta principios de Agosto; aún cuando ocasionalmente, es posible observar individuos rezagados construyendo nidos incluso hasta el mes de Octubre. La construcción y reparación de nidos constituye una actividad que involucra la participación activa de ambos progenitores; éstos construyen su nido en el agua a una distancia que varía entre 3 y 10 metros de la orilla, utilizando las macrófitas que crecen en el fondo de los mismos cuerpos lacustres. La pareja de taguas bucea constantemente arrancando las plantas acuáticas, hasta lograr una base sólida sujeta al fondo, sobre la que se comienza a compactar, por uno de los ejemplares (presumiblemente la hembra), una cama de plantas de 30 a 50 cm de diámetro, que emerge aproximadamente unos 20 a 50 cm sobre el agua. La sección sumergida varía entre 20 y 150 cm, mientras que el diámetro de la columna varía entre 60 y 120 cm. La mantención del nido es constante durante el empollamiento, siendo común ver a un ejemplar (presumiblemente el macho) extraer en forma continua desde el fondo, material vegetal que lleva en su pico hasta el nido. En ese lugar el ejemplar empollador ordena y dispone el material para mantener la estructura.

Incubación

La incubación se inicia a mediados del mes de Agosto y se prolonga hasta fines de Diciembre y mediados de Enero. De acuerdo a lo observado en las Lagunas Miscanti – Miñiques, la incubación comprende un periodo de 30 a 35 días, proceso en el que participan alternadamente tanto la hembra como el macho (Figura 7).FOTO 4 TAGUA ACHADA SOBRE NIDO Figura 7. Ejemplar de Tagua cornuda echado sobre el nido

Eclosión

Las eclosiones comienzan a ocurrir a fines de Agosto e inicios de Septiembre, periodo que se extiende aproximadamente hasta mediados de Enero. Los polluelos presentan un plumaje general negro, con patas e iris del mismo color. La punta del pico es amarilla. No presenta la carúncula típica de la especie. En su frente posee un escudo color amarillo fuerte de tres puntas, que corresponde a la prolongación de la maxila. Al momento de nacer miden de 7 a 9 cm. Los polluelos son seminidifugos, pudiendo abandonar el nido a las pocas horas de nacer. La carúncula la desarrollan entre los 4 a 6 meses de vida. Los padres se alternan en el cuidado de los pollos, manteniéndose cerca de ellos en todo momento. Durante la noche o ante la presencia de peligro, tanto los pollos como los adultos se refugian en el nido. La temporada reproductiva de la Tagua cornuda finaliza entre Febrero y Marzo, con el abandono de los pollos por parte de los progenitores. Respecto de los montos anuales de producción de polluelos de tagua han sido muy variables en el tiempo (prom.: 68; d. s.: 51,2), dado que dependen críticamente de las también cambiantes condiciones ambientales de cada sitio en particular. Los factores naturales de amenaza más frecuentes están asociados a las condiciones atmosféricos como las bajas temperaturas, que conllevan al congelamiento de los cuerpos lacustres y a la depredación de huevos y polluelos por parte de la gaviota andina (Chroicocephalus serranus). La mayor producción de pollos ocurrió en temporada reproductiva 2003-2004 con 193 individuos, en tanto que en la temporada 2011-2012 la nidificación no prosperó, probablemente debido a las intensas nevadas ocurridas durante pleno invierno (Figura 8). GRAFICO 5 PRODUCCION DE POLLUELOS PERIODO 2004-2013Figura 8. Producción de polluelos de tagua cornuda en las lagunas Miscanti y Miñiques durante el periodo 2004 – 2013. 8.- Conclusiones generalesDurante el periodo histórico 1995 – 2013, la Tagua cornuda ha mantenido una población cercana a los 815 ejemplares como promedio anual, en las lagunas Miscanti y Miñiques de la Reserva Nacional Los Flamencos. Se han evidenciado marcadas fluctuaciones de las abundancias estacionales, caracterizadas por mínimos en meses de primavera y verano, y por máximos en otoño e invierno. La producción anual de polluelos ha cursado con fluctuaciones notables en el número de ejemplares sobrevivientes, debido principalmente a las difíciles condiciones ambientales imperantes en el invierno, y a la presión depredadora que ejerce la gaviota andina, sobre sus huevos y polluelos recién nacidos. Independiente de las fluctuaciones señaladas, la población de tagua cornuda establecida en las lagunas Miscanti y Miñiques de la RN Los Flamencos, se ha mantenido aceptablemente estable durante el periodo histórico de seguimiento, comprendido entre los años 1995 y 2013.


Otras fotos: Pinche en las miniaturas para ver a tamaño completo
DSC_0451-a DSC_0427 DSC_0399 DSC_0397
FOTO HUMEDAL MISCANTI MIÑIQUES Humedal Miscanti Miñiques

Recibido de Janett Sofía Martínez Acosta
Periodista Corporación Nacional Forestal
Antofagasta

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *