Martín Arrau: “Reforma al Código de Aguas no se hace cargo de las particularidades del territorio”

  • Proyecto de Ley está lejos de abordar las recomendaciones de expertos sobre la materia, entre las que se cuentan la realización de estudios de prospección y catastros; construcción de embalses; infiltración de napas; desalinización; reutilización; tecnificación del riego; revestimiento de la conducción; y ordenamiento institucional.

“El argumento de realizar una Reforma al Código de Aguas por una supuesta escasez hídrica no se sustenta en la realidad: por ley no le agregaremos un litro más al sistema, porque lo que falta en realidad son obras, una materia sobre la cual coinciden los expertos”, señaló Martín Arrau, director de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, al término de la charla “Modificación al Código de Aguas”, desarrollada en el Recinto SAGO de Osorno y a la cual asistió un centenar de productores agrícolas de las regiones de Los Lagos y Los Ríos.

La exposición, organizada en conjunto por los gremios Aproval, Saval, Agrollanquihue, Aproleche y SAGO AG, se encuentra dentro de las acciones de socialización de la iniciativa legal que desarrollan los gremios agrupados bajo el alero del Consorcio Agrícola del Sur, CAS, que encabeza el también presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, Christian Arntz.

“Chile tiene nueve veces más agua que el promedio mundial. Por otra parte, desde la región de La Araucanía hacia el norte, desperdiciamos el 85% del agua dulce en el mar y en las regiones de Los Ríos y Los Lagos es aún peor. Por supuesto que no estamos diciendo que usemos el 100% y no dejemos que nada se vaya hacia el mar, sino que propendamos hacia un uso eficiente y sustentable del recurso”, explicó Arrau.

El director de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, quien ha expuesto ante las Comisiones que han visto la iniciativa tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, ejemplificó la problemática que enfrenta al país en el tema del agua, señalando que “hemos traído expertos en temas de escasez hídrica desde países como Israel, y uno de ellos nos señaló que en la Región del Biobío, donde incluso llueve menos que acá, el problema es la falta de embalses y no de agua, porque la estamos desperdiciando en un altísimo porcentaje”.

Respecto de los temas que debe abordar el país en materia de agua, indicó que Chile tiene tareas pendientes antes de iniciar una Reforma al Código de Aguas, entre las que se cuenta efectuar un Plan Hídrico en serio para utilizar de mejor manera los recursos disponibles. “Además, hoy no contamos con buena información sobre disponibilidad, pronóstico y derechos otorgados. Hay que fortalecer la Dirección General de Aguas (DGAC), para que pueda cumplir las atribuciones que ya tiene, antes de darle nuevas y por último, debemos avanzar hacia una gestión de cuencas, es decir, que cada cuenca sea administrada de manera responsable y no desde Santiago con un criterio uniforme que no reconoce las particularidades de un país que va desde el desierto más seco del mundo hasta un sur con una realidad diametralmente opuesta”.

LOS EXPERTOS

Durante la charla, se abordaron las recomendaciones de los expertos en materia de aguas, las que están lejos del foco de la discusión actual. En primer término, se recomienda la realización de estudios de prospección y catastros; construcción de embalses; infiltración de napas; desalinización; reutilización; tecnificación del riego; revestimiento de la conducción; y ordenamiento institucional. Todo esto, en un escenario de cambio climático que está ocasionando una pérdida acelerada de la capacidad natural de almacenamiento de las aguas.

El gerente general de SAGO AG, José Antonio Alcázar, destacó la importancia de la realización de este tipo de encuentros, sobre una materia tan sensible. “Realizamos un video para invitar a esta charla, el cual tuvo más de 22.000 reproducciones en Facebook y un alcance de más de 50.000 personas, lo que obviamente dio inicio a un debate muy interesante, en el cual pudimos comprobar que existe un gran desconocimiento respecto de lo que es el uso sostenible de este recurso vital para la vida. Al respecto, una primera necesidad que pudimos determinar, es que no todos se dan cuenta que la agricultura chilena, y en especial la de nuestro sur, trabaja de manera armónica con la naturaleza y aquí tenemos un primer gran desafío si queremos que nuestra voz sea escuchada”.


Recibido de Constanza Vásquez, Social Comunicaciones, Osorno.