Alfredo Sfeir inaugura la Semana de la Escuela de Arquitectura y Paisaje en la U. Central


La charla fue el puntapié inicial para cinco jornadas llenas de actividades y encuentros relevantes
que destacan el sello de la Escuela y generan espacios de discusión y reflexión a propósito del
actual contexto del cambio climático.

‘Dimensiones Espirituales para la Sanación del Planeta’ fue el nombre de la charla que dictó Alfredo Sfeir, en la inauguración de la Semana de la Escuela de Arquitectura y Paisaje: Formas Vivas, llevada a cabo el lunes 30 de septiembre desde las 9:45 horas en el Auditorio del edificio Vicente Kovacevic de la Universidad Central.

La convocatoria fue acogida por la comunidad estudiantil, quienes llenaron el auditorio a su
máxima capacidad para escuchar el mensaje del reconocido economista y ecologista chileno. En la
ocasión, se hicieron presentes la máxima autoridad de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura, el
decano Christian Nicolai; la directora de la Escuela de Arquitectura y Paisaje, Carola Brito; el
director de las carreras Arquitectura y Arquitectura del Paisaje, Uwe Rohwedder y la directora de
la Escuela de Ingeniería, Karin Cárdenas.

En su conferencia, Sfeir se refirió a las muchas maneras de concebir el desarrollo sostenible y en
ese sentido manifestó que “es aquí donde la conexión con las Formas Vivas, es clave para ir
adelante bajo un nuevo paradigma”. Asimismo, aseguró que “para que haya desarrollo sostenible
y logremos abordar el cambio climático de forma planetaria -porque no hay otra manera-,
necesitamos hacer de nosotros grandes campeones de los valores colectivos: interdependencia,
solidaridad, cooperación, amor, compasión, justicia, equidad. Sin estos valores es imposible que
haya desarrollo sostenible”.

En esa tónica, con su relato buscó incentivar a los estudiantes a ser agentes de cambio, pues les
expresó “ustedes son los grandes maestros del espacio, tienen que autorrealizar el espacio, tienen
que autorizarse con formas de espacio que construyan un planeta y no lo destruyan”.

Por otra parte, aseguró que “cada carrera tiene una semilla espiritual y quien no la autorrealiza no
tiene derecho a ejercerla: los médicos tienen que autorrealizar la vida, los agrónomos la ley
natural, los economistas la confianza, los ingenieros el tiempo, los arquitectos el espacio… no
existe arquitectura sin un camino espiritual; llegó el momento en que ustedes, los estudiantes
tienen que seguir todos los caminos para ser arquitectos, no solo cumplir con el currículum, hoy
día ustedes tienen que autorrealizarse como seres humanos y exigir que el sistema les permita el
espacio y la práctica para ser quienes quieren ser, de lo contrario nunca crearemos un mundo
nuevo”.

Cerró su discurso enfatizando que el rol de los estudiantes ante el desafío climático es ser
“arquitectos y arquitectas del cambio”.

+Fotos



Recibido de Katherine Flores, U. Central.