Avanzando hacia la Economía Circular: Empresas del sector envases y embalajes reciben certificación en Producción Limpia

La Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático certificó el Acuerdo de Producción Limpia que permitió mejorar la sustentabilidad del sector y avanzar en una propuesta de gestión integral de envases y embalajes, bajo un sistema de Responsabilidad Extendida del Productor.

A la espera de los reglamentos que fijen las metas de recolección y valorización para envases y embalajes en el marco de la Ley REP, 15 empresas del sector recibieron la certificación de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC), tras implementar el Acuerdo de Producción Limpia (APL) impulsado por el Centro de Envases y Embalajes de Chile (CENEM).

Como fruto relevante del APL, la industria se anticipó a la normativa con el desarrollo del primer plan piloto REP a nivel nacional de recolección diferenciada de residuos domiciliarios, con el apoyo de la Municipalidad de Providencia, cuantificándose en el año de duración más de 27 mil kilos de residuos entregados por los vecinos, con un 95,6% destinado a valorización. Esto significó 22 m3 menos de residuos en el relleno sanitario, lo mismo que generan 37 familias en un año, y la mitigación de 11 toneladas de CO2.

La información técnica generada por el Piloto, en términos de volumen, composición y costos involucrados en el manejo de envases y embalajes pos consumo, fue validada por el Ministerio de Medio Ambiente y  forma parte de los antecedentes entregados para el avance en el decreto de metas para el producto prioritario y su reglamento, establecido en la Ley 20.920.

Junto con valorar los logros alcanzados, Ximena Ruz, subdirectora Técnica de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC), señaló “hay mucho más que aprender, pero hoy este sector está tremendamente preparado para avanzar con pasos más seguros en la Ley REP, para  poder discutir la normativa y no ser sujetos pasivos de una reglamentación, y lo valioso son las redes que ustedes lograron formar, conocerse, ver las potencialidades y, en ese sentido, el objetivo se logró”.

El APL permitió además mejorar la sustentabilidad de las empresas -fabricantes y gestores de envases y embalajes de papel, cartón, plástico y vidrio- con medidas de eficiencia energética, cuantificación de huella de carbono, gestión de residuos sólidos y seguridad laboral, sumando este relevante sector de la economía nacional a los requerimientos medioambientales.

Sebastián Herrera, Seremi de Energía RM, señaló “como Ministerio de Energía queremos destacar la visión que tuvo CENEM y las empresas que suscribieron el APL impulsado por la Agencia, con el objeto de implementar y avanzar en materias tan relevantes como la sostenibilidad, eficiencia energética y la responsabilidad extendida del productor. Desde el gobierno del presidente Sebastián Piñera, los invitamos  a continuar trabajando de manera colaborativa para impulsar las buenas prácticas en la industria y así, entre todos, seguir construyendo un mejor país”.

“Estamos muy contentos, pues luego de tres años de arduo trabajo junto a la ASCC hemos logrado la certificación de 18 instalaciones de distintas empresas que decidieron voluntariamente formar parte del Acuerdo de Producción Limpia del sector de envases y embalajes. Ha sido un tiempo de gran aprendizaje y los resultados han sido excelentes. Creemos que la industria debe seguir avanzando en materia de sustentabilidad y el trabajo de CENEM tiene una fuerte orientación en ese sentido”, declaró Marcelo Meneghello, presidente del Centro de Envases y Embalajes de Chile (CENEM).

Resultados del APL

El APL contó con la participación de la Municipalidad de Providencia y los Ministerios de Energía y Medio Ambiente, en el que 12 empresas con 15 instalaciones (fabricantes de envases y gestores de residuos) implementaron todas las metas del APL y tres (productores o “marcas” adheridas) implementaron metas asociadas a la Responsabilidad Extendida del Productor.

En términos de sustentabilidad de las empresas, se logró un ahorro anual cercano a $589 millones en energía y se potenció la minimización y valorización de residuos, tanto peligrosos como no peligrosos, con más de 46 mil toneladas de residuos gestionados, lográndose al final del APL un aumento del 68% en valorización.

Por otro lado, se destaca la participación en la declaración anual dentro del sistema sectorial de HuellaChile, para cuantificación de huella de carbono, declarándose una reducción de 4.454 toneladas de CO2 eq en los procesos y una disminución adicional indirecta (23.751 toneladas CO2 eq), producto de la recuperación de materias primas secundarias por valorización de residuos.

+ Fotos


Recibido de Lisa Sánchez Ruiz, Comunicaciones Seremi Energía, Región Metropolitana.