La amenaza de perros asilvestrados y domésticos sobre la fauna nativa

Especies catalogadas “En Peligro”, como huemules, guanacos, pudúes, zorros, pumas, pingüinos y fardelas, entre muchas otras, son atacadas a diario por perros de vida libre o ferales. Si bien nuestro país aún no se hace cargo de esta problemática, el Proyecto GEF Especies Exóticas Invasoras hace un llamado a que la población se informe y tome conciencia de que sus perros pueden ser un peligro letal para la biodiversidad.

“La población canina es una de las principales amenazas a especies nativas como huemules, guanacos, pudúes, zorros, pingüinos, fardelas, vicuñas, lobos de mar, etc., a quienes los perros atacan, depredan y transmiten enfermedades infecciosas como el distémper, la rabia y el parvovirus, además de infecciones con parásitos externos y gastrointestinales”, señala Miguel Díaz, Médico veterinario, Analista del Departamento de Conservación de la Diversidad Biológica, de la Corporación Nacional Forestal (CONAF). Para el profesional es tan grave el problema que en algunas especies los perros están precipitando su extinción, como es el caso del huemul. “La mayoría de estos perros de vida libre sufren de una anormalidad conductual no recuperable denominada Deformación conductual agresiva. Esta no sería tratable por re-adiestramiento por lo que el animal es siempre reincidente, con alto costo para la fauna o los humanos mordidos”, asegura Díaz. Y es que el ataque de los perros de vida libre se extiende incluso a la población civil, considerando que, en promedio, se registran como mínimo 35 mil denuncias de personas mordidas por perros cada año.

El impacto de estos ataques fue lo que llevó al Ministerio de Agricultura, a través del decreto N°65 del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), a autorizar la caza controlada de perros el año 2013. Decreto que tras múltiples polémicas y cuestionamientos de agrupaciones animalistas, fue suspendido y luego modificado en 2015. “Lamentablemente, esa decisión significó un retroceso y una gran traba en el control de perros y gatos de vida libre que tanto daño provocan a la fauna silvestre. Estas son las especies exóticas invasoras más abundantes del planeta, ya que han sido llevadas a todos los ecosistemas en donde habita el hombre”, señala Fernando Baeriswyl, coordinador del Proyecto GEF Especies Exóticas Invasoras.

Tenencia responsable

El director regional del SAG de la Región de Los Lagos, Andrés Duval, ha indicado que los perros también causan serios daños a la ganadería. Según datos entregados por el Departamento de Vida Silvestre del SAG, entre los años 2012 y 2016 se ha verificado el ataque a 3.072 ovinos. Durante el mismo periodo, las cifras de animales —ovinos, caprinos, equinos, bovinos, porcinos y aves de corral— atacados por perros suman un total de 5.297. Casos que no son necesariamente atribuidos a perros asilvestrados, sino que en su gran mayoría se trata de animales que fueron abandonados a su suerte y que la necesidad de alimentación y refugio los ha llevado a tener conductas de depredación y ataque. Así lo señala Charif Tala, Jefe del Departamento de Conservación de Especies del Ministerio del Medio Ambiente: “Es muy probable que la mayor cantidad de daños estén siendo ocasionados por perros que tienen dueños, pero que son dejados libres tanto en ambientes urbanos como rurales, y que deambulan sin control. Hay un estudio que revela que ciertos perros hacían recorridos de hasta 20 km internándose en ambientes naturales para ir a cazar. En esos casos la responsabilidad es de los dueños, quienes deben mantener a sus mascotas confinadas y bien alimentadas para disminuir los riesgos”. (Ver recuadro).

En un año en que se ha discutido ampliamente la Ley de Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía, esta legislación es solo un primer paso. “Desde la política pública, no ha habido una acción coordinada para enfrentar la problemática de los perros en su globalidad. Hoy vemos campañas de esterilización masiva y este proyecto de ley que viene a ayudar en esta tarea como uno de los componentes necesarios para hacer un manejo de las poblaciones caninas y felinas, pero sin duda hay que seguir avanzando”, admite Charif Tala.

Desafíos de la ley

Uno de los problemas mencionados por Charif Tala de la Ley de Tenencia Responsable, es que no tipifica como una falta, ni responsabiliza a los dueños de los animales sobre los daños que sus mascotas generan a la fauna nativa. Por otro lado, los expertos señalan que los planes de esterilización nacional no solucionan el problema de la sobrepoblación de perros. “Estudios internacionales recomiendan que para mantener una población canina controlada, el 70% de las hembras debería mantenerse esterilizada, pero en nuestro país no se hace nada con los perros de vida libre, ya que solo se esterilizan mascotas con dueños, lo que si bien es un acto responsable, resulta insignificante a la hora de controlar perros vagos”, explica Francisca Astorga, Médico veterinaria especialista en perros domésticos como especie invasora.

Países como Australia y Nueva Zelanda han generado programas de control para disminuir los daños hacia la vida silvestre, a través de la remoción y eutanasia de individuos con anormalidad conductual, fomento de la tenencia responsable de mascotas, y normativas que sancionan fuertemente a las personas que no mantienen confinadas a sus mascotas. “Sabemos que se trata de controles a través de eutanasia de animales bajo ciertas condiciones, lo que naturalmente genera susceptibilidades, pero debemos tener claro que al menos para animales de vida silvestre esto significa salvarlos de la extinción. Es una de las alternativas que hay que considerar para evitar la pérdida de fauna nativa”, indica Fernando Baeriswyl.

En la misma línea, Francisca Astorga agrega: “En Chile, por nuestra particular cultura relacionada con los perros, no va a haber ninguna medida de control eficiente si es que no es socialmente aceptada. Y eso pasa por educarnos e informarnos. La sociedad debe tener claro que su perro es su responsabilidad. Su perro puede ser un peligro para usted, para su familia, los demás y la biodiversidad”.

Fotos

Foto 1 y 2: Preocupación existe en la CONAF por el incremento que ha tenido, hace un tiempo, la presencia de guanacos muertos en el Parque Nacional Llanos de Challe, en la Provincia de Huasco, debido a la acción de perros asilvestrados que rondan en sectores aledaños al lugar. Fotografía: CONAF.

Foto 3: Pudú atacado por perros. Fotografía: Ramón Vidal.
Foto 4. Crédito: CONAF
Foto 5. Crédito: CONAF.

¿Cómo ayudar a que nuestra fauna esté libre de la amenaza de perros y gatos?

  • No libere ni abandone a perros y gatos en ciudades, campos, caminos o ambientes naturales.
  • Evite que vaguen libremente  fuera de las casas, manteniéndolos confinados y procurándoles paseos controlados.
  • Mantenga a sus mascotas con sus controles médicos veterinarios al día, si es posible esterilícelos y bríndeles una alimentación adecuada.
  • No ingrese con perros y gatos a Parques Nacionales y otras áreas protegidas.
  • Si utiliza perros en actividades ganaderas, no los deje vagar libremente y manténgalos bien alimentados.

Considere estas recomendaciones, ya que de este modo ayudaremos a disminuir los impactos de nuestros animales domésticos sobre la fauna silvestre.



Recibido de Macarena Maldonado, Periodista, Pauta Creativa Comunicaciones