Schréder Chile en la ruta de la iluminación justa y eficiente

E40-Sterrebeek_BelgicaDe la mano de la tecnología LED, la multinacional belga busca posicionarse como principal proveedor de una solución verde y segura.

En nuestro país la construcción sustentable ha crecido considerablemente en los últimos años, reflejándose en los 36 edificios que ya cuentan con Certificación LEED®, y en los más de 220 proyectos que se encuentran en proceso de obtención de la certificación. La eficiencia energética es uno de los principales objetivos de la arquitectura sostenible, razón por la que los arquitectos utilizan diversas técnicas para disminuir considerablemente las necesidades energéticas.

Pero la eficiencia no solo debe ir adosada a un proyecto en específico, sino que también al entorno. Hacer de una plaza, avenida o puente un punto de eficiencia energética es tan importante como un edificio sustentable y es en este tema donde Schréder lidera en el mercado de iluminación verde.

Schréder Chile, empresa perteneciente a la multinacional belga Schréder Group, ha participado en grandes e importantes proyectos de iluminación exterior a lo largo del país. Esta importante presencia se debe al compromiso de la compañía por contribuir a la eficiencia energética, incorporando tecnología LED en sus luminarias.

Francois_LovensFrançois Lovens, Gerente General de Schréder Chile, señaló que la eficiencia en iluminación significa que por el mismo consumo se pueda iluminar mucho más. “Ahorrar es disminuir el consumo y eso todo el mundo lo puede hacer. Si cambio una ampolleta de 100W por una de 70W voy a ahorrar un 30%, pero voy a iluminar menos. Lo que pretendemos hacer con la tecnología es buscar la mayor cantidad de luz adecuada por un consumo mínimo”.

Agregó que “la tecnología LED empezó hace casi 10 años con algunas potencias válidas para alumbrado exterior y hace dos o tres años entramos en la segunda generación. Este rápido cambio de una generación a otra nos hace pensar que llegamos a niveles de eficiencia energética suficiente para reemplazar la luminaria tradicional por una versión más económica y eficiente. Cabe mencionar que la primera generación LED iba de 0 a 80 lumens por watt; la segunda va de 80 a 150, que es lo que hoy se está utilizando; y la tercera generación es la que estamos comenzando a ver ahora y donde el LED pasa los 150 lumens”.

De lo tradicional al LED en el alumbrado público
El uso de las soluciones Schréder en carreteras, túneles, plazas, fachadas, etc, sirve tanto para iluminar y proveer de seguridad a las personas, como para contribuir realmente a la disminución en el consumo de energía de la mano del ahorro. “La tecnología LED es muy importante sobre todo en un país donde existen tantos problemas energéticos. Se deben hacer esfuerzos por todos lados, y por eso lo mejor es cambiar el alumbrado exterior a LED, especialmente el alumbrado público. Más del 70% del consumo de los municipios equivale al alumbrado público y más del 50% de los municipios tiene un 70% de su cuenta de luz que va al alumbrado público”, afirmó François Lovens

Pero, qué se tiene que tomar en cuanta cuando se analiza un proyecto de recambio masivo. Según el Gerente General de la filial belga lo primero que se debe considerar es la garantía del producto. “Siempre se debe garantizar un flujo lumínico (porcentaje de luz que llegará a la calle) por una temperatura exterior comprendida entre los cero y 36 grados y sobre que es la garantía. Hay que mencionar que el mínimo es de cinco años y el máximo es de 10”.

Lo segundo que se debe preguntar es la temperatura del color. “Por ejemplo, el blanco puede ser cálido (3.000 a 3.500°K), neutro o menos azulado (4.000 a 4.500°K) y fríos (sobre 5.000°K); se debe elegir correctamente ya que la diferencia es enorme. Un blanco azulado es más frío, tiene una sensación menos agradable y permite tener más potencia, pero no mejora los niveles de iluminación en la calle” comentó Lovens.

También se debe tener en consideración si esa luminaria cuenta con los ensayos que hoy pide el gobierno de hermeticidad y resistencia al impacto, los que están estipulados en el Decreto Supremo 298. De contar con la validación, esta estará incluida en cada lote de producción o importación de la luminaria.
Otro punto a considerar y que señaló François Lovens es el tiempo de retorno sobre la inversión. “Se debe analizar el conjunto del proyecto, el ahorro que se obtendrá y el tiempo de recuperación de la inversión”.

Dentro la evolución de la tecnología LED destaca la Telegestión, un sistema inalámbrico inteligente que permite regular intensidades y períodos de iluminación de acuerdo al tránsito y que será utilizada en Smart City Santiago. “El próximo paso del LED es ofrecer alumbrado exterior con Telegestión, su primer piloto estará en Huechuraba y todo podrá ser optimizado a través de señales inalámbricas. La tecnología futura es a través de la información, de la comunicación. Cada poste o luminaria será un centro de información donde se podrá reducir o aumentar el flujo lumínico en función de la cantidad de autos que pasan por hora. Si un punto de luz tiene un problema se detecta y arregla de inmediato, sin la necesidad de perder tiempo”, aseveró François Lovens.

El antiguo concepto de iluminar para “alumbrar” comienza a quedar en el pasado, esto porque hoy son las personas las que poco a poco comienza a pedir una luz de calidad, eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Sin embargo, para poder continuar contribuyendo a la eficiencia el Estado debe comprometerse a crear las bases que permitan comercializar productos de alto estándar y sin el temor de tener que realizar grandes inversiones a cambio de un gran beneficio para todos.

 Fotos – pinche en miniatura para ampliar foto
 BebelPlatz_Alemania Castillo_Durham_Reino_Unido
 Bebel Platz – Alemania  Castillo Durham – Reino Unido
 Complejo_Arqueologico_Pachacamac_Peru  E40-Sterrebeek_Belgica
 Complejo Arqueológico
Pachacámac – Perú
 E-40-Sterrebeek – Bélgica


Recibido de Tatiana Donoso
Tandem Estrategia