Soluciones biodegradables revolucionan el tratamiento del suelo y de caminos en faenas industriales

Los productos desarrollados en Chile mejoran y prolongan la humedad del subsuelo, favoreciendo el accionar sustentable de diversas industrias.

Conjugar eficiencia, productividad y sostenibilidad es hoy condición sine qua non para que una empresa sea competitiva, en un mundo en el cual los intereses de las organizaciones deben “conversar” con los de una sociedad empoderada e informada, que exige progreso, pero, al mismo tiempo, cuidado del medio ambiente.

Aunque resolver dicha problemática no parece fácil, gracias a la innovación es posible. Con esa promesa, Ramón Rada creó Soil Technologies. El emprendedor chileno, reconocido por desarrollar nichos de negocios inexplorados, ha logrado la estabilización ambiental de diversos tipos de suelos y ha mejorado la eficiencia hídrica de forma fácil, segura y ambientalmente amigable. “Ofrecemos soluciones biodegradables y no ecotóxicas -basadas en los principios de la economía circular, al reutilizar residuos orgánicos- que mejoran y prolongan la humedad en el subsuelo”, explica.

Las aplicaciones de estos productos, que tienen la tecnología base de bío humectación, son múltiples, pues van: desde el control de material particulado en caminos de ripio y de producción en minería, lo que permite controlar la contaminación del aire; hasta la optimización de la infiltración del suelo, lo que contribuye a una mejor distribución del agua, retardando su evaporación. “Esta innovación complementa el riego de áreas verdes y cultivos agroindustriales lo que posibilita ampliar el área de exploración radicular y aireación del suelo, mejorando la capacidad de búsqueda y absorción de nutrientes, mientras reduce la demanda de recurso hídrico”, comenta Ramón Rada.

 

En el agro, estas soluciones han sido una verdadera revolución, pues -gracias a un producto orgánico y biodegradable- se amplía el área de humedecimiento en más de 75% si se compara con el sector en que se riega solamente con agua. Así, con la misma cantidad del recurso se llega a zonas que antes no recibían agua.

Más eficiencia y rentabilidad

En la práctica, el uso de bío sellos y bío humectantes permite modificar la frecuencia de riego según necesidad, logrando ahorro de agua, o bien, usar eficientemente el agua disponible con un claro  beneficio, porque la humedad del subsuelo se mantiene por más tiempo. “Esta tecnología, al modificar la tensión superficial en el suelo, equivale a disminuir el tamaño de la gota de agua, con lo que infiltra sin resistencia, en el lugar que se requiere”, añade el fundador de Soil Technologies.

De esta forma, el bio humectante logrado por esta innovadora empresa chilena, facilita el aprovechamiento de todas las fuentes hídricas, inclusive, del rocío de la mañana, al evitar que el agua se apose, mejorando el patrón de infiltración al hacer penetrar el agua más fácilmente. Asimismo, evita el escurrimiento y acumulación por sobre riego de caminos, aprovechando al máximo cada gota de agua.

En tanto, para caminos de producción y operación industrial en la minería y la industria forestal o agrícola, los bío sellos y bío estabilizadores son un aporte desde el punto de vista del control de polvo, lo cual agradecen tanto el medioambiente como las comunidades aledañas a la zona de operación.

Para plantas solares y de generación fotovoltaica, es una solución que no afecta la infraestructura, por ser una base tecnológica no salina ni corrosiva, permitiendo aplicar ya en operación un sello en la zona de los paneles y los caminos de mantención. Y, por si eso fuera poco, las soluciones de Soil Technologies encapsulan zonas expuestas al viento como son laderas, pretiles, bermas y tranques de relaves, productos que se aplican directamente sobre la superficie combinando bio humectación con bio sellos, logrando gran penetración sin movimiento de tierra.


Recibido de Natalia Rivero, Periodista (U. de Chile), Diplomada Interna (PUC)